Piedad

Piedad eucarística

La vida de una comunidad cristiana se edifica sobre la Eucaristía como presencia viva y sensible del Señor resucitado en medio de su Pueblo.

Este cimiento de la vida cristiana lo cuidamos en nuestra Parroquia especialmente:

  • Manteniendo el templo abierto para hacer la visita al Señor en el sagrario (de 9 a 13 h. y una hora antes de la Misa de la tarde)
  • Con la exposición del Santísimo los jueves, tras la Misa de la tarde
  • Con la vela ante el monumento en la noche del Jueves al Viernes Santo
  • Con la procesión del Corpus Christi

Devoción al Sagrado Corazón

El actual templo parroquial se edificó sobre una ermita dedicada a Sagrado Corazón. Nuestra Parroquia fue erigida con la advocación de Ntra. Sra. del Pilar y del Sagrado Corazón de Jesús. Por ello, no es extraño que la devoción al Sagrado Corazón esté arraigada en nuestra comunidad. Esta devoción subraya el amor, la ternura, los sentimientos de Dios por su Pueblo.

La Asociación del Apostolado de la Oración y del Sagrado Corazón de Jesús se fundó en nuestra Parroquia en 1918. Esta congregación vela por la devoción al Sagrado Corazón con el ofrecimiento diario, la oración por las intenciones del Santo Padre y organizando una sencilla pero emotiva procesión el domingo siguiente a la solemnidad del Sagrado Corazón.

Piedad mariana

Nuestro Pueblo tiene una marcada devoción mariana. Esta devoción se manifiesta en la vida cotidiana:

  • Llamada de las campanas al rezo del ángelus.
  • Rezo del santo rosario antes de la Misa de la tarde
  • Rezo de la sabatina los sábados del tiempo ordinario
  • Ejercicio del mes de mayo
  • Marcha “entre pilares” en el arranque del mes de mayo

Las advocaciones más extendidas son

Advocación de Ntra. Sra. del Pilar

Es la advocación a la que está dedicada nuestra Parroquia. A ella dedicamos nuestras Fiestas Patronales. La solemnidad del día 12 de octubre es preparada con una novena, una serenata musical y el rosario de la aurora. En torno a esta advocación, celebramos el día 2 de enero la aparición de la Virgen al apóstol Santiago. Una tercera fecha destacada en el calendario es el 15 de mayo, en ella conmemoramos la coronación canónica de nuestra Patrona,

Advocación de Ntra. Sra de la Asunción

A esta advocación está dedicada la Iglesia de la Torre de la Horadada. Sus fiestas se celebran en torno al 15 de agosto.

Advocación de Ntra. Sra. de la Alegría

Esta advocación es venerada en las Mil Palmeras. Es celebrada el segundo domingo de agosto.

Advocación de Ntra. Sra. del Rosario

Esta devoción mariana es cultivada con una romería el tercer domingo de septiembre que tiene lugar en la capillita dedicada a ella en los terrenos del polideportivo de Campoverde.

Advocación de Ntra. Sra. de los Dolores

No sólo en los días de Semana Santa y en su onomástica (15 de septiembre), sino a lo largo de todo el año es venerada esta advocación cuya imagen se encuentra a la entrada de nuestro templo parroquial.

Devoción a San José

Con la declaración por parte del papa Francisco de un año santo dedicado a San José, hemos reavivado la devoción al glorioso Patriarca. Prepararemos su solemnidad con un acto de piedad los siete miércoles anteriores al 19 de marzo y una charla el miércoles anterior. También prepararemos la fiesta de San José Obrero con otra charla.

Semana Santa

En el núcleo de la espiritualidad cristiana está el seguimiento de Jesucristo cargando cada día con la propia cruz. El agradecimiento a la generosa entrega que Jesús hizo por nosotros y la importancia de la cruz en la vida del cristiano se contemplan especialmente en el rezo del viacrucis. En nuestra Parroquia se hace el ejercicio del Santo Viacrucis los viernes de Cuaresma después de la Misa de la tarde; también por la calle en la noche del Viernes de Dolores. Además, se celebra un viacrucis internacional y ecuménico en Campoverde, la tarde del Lunes Santo.

La Semana Santa es el acontecimiento que más personas moviliza en nuestro Pueblo. Los actos de piedad en torno a la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor se ven dinamizados por la participación de ocho cofradías, que, coordinadas por la Junta Mayor, suponen una enorme riqueza de nuestra Parroquia.

Benditas Almas del Purgatorio

Los cristianos creemos no sólo en la Vida Eterna, sino también en la resurrección de los muertos. Pensamos que tanto la dimensión espiritual, como la corpórea son igualmente constitutivas del ser humano. Al mismo tiempo que oramos por el alma de los difuntos, custodiamos y veneramos sus restos mortales en lugares específicos para ello. Mientras esperamos la resurrección de la carne al final de los tiempos, intercedemos para que sus almas pronto se vean purificadas de sus culpas y gocen en la presencia de Dios.
La oración por las Benditas Animas y, en especial, por los propios difuntos, se encuentra muy arraigada en nuestra Parroquia. Entre los fieles es habitual despedir a los difuntos con la celebración de las exequias en el marco de la Santa Misa. También es habitual ofrecer por ellos la Santa Misa a la semana, al mes y en los aniversarios de su fallecimiento.
En los días más señalados del calendario se ofrece la Santa Misa por todos los difuntos en general. También tras la celebración de las Fiestas Patronales hay un día dedicado a ellos. Durante los domingos del mes de noviembre, por la tarde, en el cementerio, se reza el rosario en sufragio de los difuntos.